La habitación del gatito

La habitación del gatito

De cara a la llegada del nuevo gatito o gatita a casa, deberías tener una habitación separada para ayudar al nuevo miembro de la familia a adaptarse más fácilmente. Esto es esencial si el cuidador tiene otras mascotas como perros y gatos en el hogar, pero igualmente se recomienda para aquellas personas que no tienen otros animales en casa.

Los ayuda a adaptarse

Mudarse a un nuevo hogar es estresante para la mayoría de los gatitos y una habitación para el gatito lo ayudará con el período de adaptación (aunque algunos gatitos son más extrovertidos que otros y pueden sentirse cómodos con su nuevo entorno en un corto período de tiempo). Limitar al nuevo gatito a una habitación más pequeña también puede ayudar con el entrenamiento inicial para usar el arenero en su nuevo hogar.

¿Durante cuánto tiempo?

El período de tiempo que el gatito pase en su habitación puede variar entre unos días y varias semanas, dependiendo de varios factores. Que haya o no otras mascotas como perros y gatos en el hogar definitivamente juega un papel importante, ya que el gatito tendrá que acostumbrarse a sus nuevos amigos. También se debe considerar la personalidad del gatito (extrovertido o tímido), así como cualquier período de cuarentena recomendado por el veterinario. Una vez que el gatito es presentado al resto de la casa, esta habitación también se puede usar como una habitación segura para mantener al gatito por la noche o cuando no haya nadie en casa.

¿Que necesitas?

Esta habitación debe proporcionar un ambiente seguro y tranquilo donde el gatito se sienta seguro (como una habitación libre).

Debe contener lo siguiente:

  • Un arenero, así como arena y una pala adecuadas.
  • Un plato de comida y agua (o fuente de agua). Estos deben colocarse en la esquina opuesta de donde está el arenero, ya que a los gatos no les gusta comer cerca de donde hacen sus necesidades. A algunos gatos tampoco les gusta que el agua esté cerca de su comida, por lo que podría ser conveniente dejar algo de espacio entre el agua y la comida.
  • Un lugar para que el gatito duerma (una cama para gatos comprada en una tienda o hecha a mano).
  • Un escondite, como una caja de cartón colocada de lado con una manta adentro para los gatitos que son inseguros. El transportín para gatos que has usado para traer al gatito a casa también se puede usar para este propósito.
  • Si es posible, una manta traída del hogar anterior del gatito, esto lo ayudará a adaptarse a su nuevo entorno al proporcionarle olores familiares.
  • Juguetes seguros que se puedan dejar fuera para que el gatito juegue cuando esté solo (los juguetes que se usan para jugar interactivamente, como varitas, deben guardarse cuando el gatito no está supervisado).
  • Un rascador del tamaño apropiado.