¡Ayuda! ¡Mi gato está mudando el pelo!

¡Ayuda! ¡Mi gato está mudando el pelo!

Prepárate: ¡se acerca la muda de pelo! Pronto tu hogar estará lleno de pelos de gato ya que tu gato intercambiará su grueso pelaje de invierno, por un pelaje nuevo y más ligero. Sigue leyendo para ver por qué los gatos mudan el pelo y qué puedes hacer para evitar que los pelos de gato estén en tus muebles y ropa.

¿Cuándo y por qué los gatos mudan el pelo?

La muda del pelo es un proceso natural e importante para que los gatos mantengan su pelaje en buenas condiciones. El pelo muerto puede causar irritación de la piel y debe eliminarse mudándolo. La pérdida de pelo de tu gato está relacionada con la estación del año: durante la primavera, los gatos se quitan su grueso pelaje para prepararse para el verano. Durante el otoño, el clima se enfría, por lo que tu gatito necesita una capa adicional de pelo esponjoso para mantenerse caliente.

La muda de pelo es especialmente evidente para los gatos que pasan la mayor parte de su tiempo al aire libre, ya que la exposición a la luz del día le dice a su cuerpo que se prepare para los cambios estacionales. Los gatos que viven en interiores generalmente tienen una muda más estable durante todo el año, porque la luz artificial interrumpe su biorritmo.

¿Qué cantidad de pelo es normal que muden los gatos?

No hay forma de saber qué nivel de muda de pelo es normal, ya que varía significativamente entre las diferentes razas. Sin embargo, si tu gato tiene partes de su cuerpo sin pelo o pierde mucho más pelo de lo habitual, esto puede indicar un problema de salud subyacente, como una alergia, una dieta desequilibrada, estrés u otros problemas médicos. En ese caso es recomendable consultar a un veterinario.

¿Cómo evitar que haya pelo de gato por todos lados?

Hay algunas cosas que puedes hacer para minimizar los inconvenientes de la muda de pelo de tu gato. Aspira tu casa con regularidad, coge todos los rodillos de pelusa que haya en la tienda y cubre tus muebles con una manta vieja. Sin embargo, la mejor manera de lidiar con la muda de pelo es abordar el problema en la fuente: cepilla a tu gato con regularidad para eliminar el exceso de pelo antes de que comience a rodar por tu casa como si fuera un ovillo de lana. Los gatos que son cepillados con frecuencia pierden menos pelo, especialmente los gatos de pelo largo. Además, cepillarles el pelo te permite notar fácilmente la irritación de la piel, calvas en alguna parte del cuerpo o parásitos.

Dependiendo de la densidad del pelaje de tu gato, debes cepillarlo entre una vez por semana y una vez al día. Para hacer esta tarea más fácil y efectiva, Catit ha diseñado dos kits de grooming: uno para gatos de pelo corto y otro para gatos de pelo largo. Estos kits contienen los cepillos y herramientas esenciales para cuidar el hermoso pelaje de tu gato. Aquí puedes saber qué kit es el adecuado para tu gato.


A mi gato no le gusta nada que lo peinen, ¿qué puedo hacer?

Si a tu gato no le gusta que lo peinen, te podemos dar dos consejos. Lo primero puedes optar por el Senses 2.0 Self Groomer: este cepillo es fácil de montar en las paredes y ayuda a eliminar y recoger el pelo suelto. Puedes agregar hierba gatera al compartimiento interior para darle a tu gato un incentivo adicional para que se frote contra el Self Groomer.

Nuestro segundo consejo es que distraigas a tu gato con algo que le guste mucho (pero mucho mucho), para que puedas cepillarlo mientras tanto. Nuestro snack hidratante Catit Creamy es muy útil para mantenerlos entretenidos mientras los peinan. Pide ayuda de otro miembro de la familia, mientras una persona peina o cepilla al gato, la otra persona puede darle poco a poco su snack favorito, delicioso y nutritivo. De esta manera haces más placentera la sesión de peluquería, aunque no sea su actividad favorita. Recuerda que nunca es positivo obligar por la fuerza a tu gato a dejarse cepillar el pelo.