Adoptar a un gatito

Adoptar a un gatito

Si vas a adoptar a un gatito aquí tienes algunas cosas que debes tomar en cuenta.

¿Cuánto cuesta?

Dependiendo del tipo de gatito que vayas a adoptar, puede costar desde cero euros hasta miles. Generalmente no pagas nada por gatos sin pedigrí, a menos de que los adoptes de un refugio o protectora. En caso de que lo adoptes de uno de estos sitios, la tasa que se paga generalmente cubre los gastos veterinarios que ha tenido el gatito. Aún así, esto no significa que no tendrás que gastar dinero en tu nuevo amigo felino. Los gatos necesitan comida, cama, arenero, arena, rascadores, juguetes y visitas anuales al veterinario.

¿Qué debes hacer antes de llevarlos a casa?

Obviamente, debes conocer al gatito y jugar un rato con él para ver si su personalidad cumple con tus expectativas, de esta manera puedes prevenir problemas de convivencia. La mayoría de las protectoras te permitirán jugar en una habitación cerrada con el gatito o gatita. Asegúrate de no parecer amenazante al estar de pie cerca de ellos o mirarlos. Simplemente siéntate y deja que se acerque a ti. Si no puedes pasar un tiempo a solas con él, también puedes simplemente interactuar con tu gatito a través de la jaula en la que se encuentre: a los gatos les gustan los lugares pequeños y seguros y estarán en su zona de confort de esta manera. Si estás adoptando a un gatito de un criadero o de amigos, tendrás tiempo de sobra para conocer a la pequeña bola de pelo.

Transportín para gatos

Si vas a traer a tu gatito a su nuevo hogar, necesitarás algo para llevarlo. Si bien puede parecer de cuento llevar a tu nuevo mejor amigo a casa en tus brazos, no es la forma más segura de viajar y tampoco lo es una caja de cartón. ¡Lleva un transportín pequeño y resistente con una manta acogedora para garantizar un viaje seguro y cómodo a casa!

Paquete de despedida

Cuando un gatito abandona su hogar anterior, ya sea un refugio, un criadero o un hogar de acogida de un particular, a menudo recibes un “paquete de despedida”. Esto generalmente consiste en algo para ayudar al gatito a adaptarse a su nuevo hogar, como un juguete o una manta con su olor. A veces también se le da algo de comida o los medicamentos que el gatito podría necesitar en ese momento.

No olvides ir al veterinario

También deberás llevar a tu gatito al veterinario, preferiblemente antes de llevarlo a casa. Asegúrese de preguntar a los cuidadores anteriores sobre la atención veterinaria que el gatito ya ha recibido. ¡Y recuerda que incluso los gatitos pueden transmitir enfermedades infecciosas! Por lo tanto, sería mejor mantener a tu nuevo gatito separado de cualquier otro gato hasta después de la primera visita al veterinario.